Skip to content
28 septiembre, 2011 / Enrique Forniés Gancedo

Fronteras y horizontes de la nueva pedagogía

Quien no desee ser dogmático respecto  a los nuevos modelos de aprendizaje debería prestar atención a las críticas que sobre ellos se realizan. Inger Enkvist de la Universidad de Lund realiza un excelente análisis de ciertas metodologías empleadas en Suecia que merece la pena tener en cuenta. En este post realizo algunas aclaraciones al respecto que muestran la necesidad de colaboración que existe entre detractores y defensores de las nuevas metodologías.

Según Enkvist, la nueva pedagogía defiende una serie de elementos que han originado los siguientes males:

Estas conclusiones fueron extraídas de un estudio sobre una escuela sueca donde quedó demostrado que los alumnos no desarrollaban correctamente sus capacidades de lectoescritura, no generaban un conjunto coherente de conocimientos, perdían el contacto con sus compañeros por no trabajar sobre los mismos temas y encontraban en el profesor alguien que le solucionaba sus problemas sin ellos esforzarse (artículo).

Sin embargo, habría que dejar claro que realizar un temario como se hizo en esta escuela dejando que cada alumno individualmente elija su enfoque sobre cada apartado y realice un informe al respecto, no significa estar aplicando nuevas metodologías. Significa no estar aplicando ninguna. Como mínimo, se requiere orientación, coordinación y metas, que guíen colectivamente el aprendizaje.

En segundo lugar, resulta complicado asumir que quien aprende construya conocimiento. Es posible que durante el proceso de aprendizaje reciba, utilice, ensamble, amplie y aplique conocimientos, pero no los elaborará. La tarea de quien aprende es encontrar sentido a lo que está aprendiendo. ¿Cómo se relaciona un tema con otro? ¿Qué parte de mi vida explican? ¿Cómo se ha llegado a la situación actual? ¿Qué proyectos puedo construir a partir de ellos? Se necesitan conocimientos para contestar a estas preguntas, pero al hacerlo se les dota de un sentido (que no utilidad) propio.

Necesitamos dotar de sentido al conocimiento para que pase a formar parte de la cultura

Por último, a la base del problema parece haber un enredo conceptual muy interesante en torno al vocablo “cultura”. De esta palabra podríamos encontrar dos acepciones:

1. Cultura como conjunto de conocimientos e instituciones que pasan de generación en generación como si de una serie de objetos físicos se tratara.

2. Cultura como conjunto de habilidades sociales aprendidas que cada uno aprende a utilizar mediante su misma puesta en práctica.

Lo que parece preocupar a Enkvist es la primera de estas acepciones, mientras que la nueva pedagogía parece estar centrada en la segunda. Si es cierto que las nuevas metodologías son partícipes de no pasar a las generaciones posteriores la institución educativa tal y como se entiende ahora, entonces sí desean acabar con ciertos aspectos de la cultura. Sin embargo, si lo entendemos según la segunda acepción, lo que desean es potenciar uno de los extremos de la cultura que había sido menospreciado.

En conclusión, como bien nos recuerda Enkvist, la nueva pedagogía necesita métodos tanto como cualquier otra. Sin embargo, no supone una destrucción sino una ampliación de la cultura. Conocimientos y contenidos no han de descuidarse bajo ningún concepto, pero ahora conviven con otros muchos aspectos sin los cuales carecen de sentido.

 

Anuncios

One Comment

Dejar un comentario
  1. Sandro Maccarrone (@smaccarrone) / Sep 28 2011 9:47 am

    Hola. Gracias por darnos a conocer el estudio sueco.

    Creo, como tú, que el problema está en un mal entendimiento del enfoque constructivista. Según este, el aprendizaje es un proceso individual e interior del alumno o alumna, pero social y culturalmente mediado. Es decir, el aprendizaje se produce a partir de actividades que se plantean con una intencionalidad.

    Dicho de otra manera, la tarea docente es la de formular las preguntas correctas. Por ejemplo, si nos dicen que nos fijemos en una fotografía de una ciudad de montaña, se nos podrán ocurrir muchas cosas, pero probablemente no aprendamos mucho. En cambio si nos muestran la misma foto y se nos pide que nos fijemos en la forma y el color de los techos, en los materiales de construcción, probablemente acabaremos aprendiendo algo sobre el tipo de construcciones en climas fríos y su porqué.

    Respecto a si el alumnado construye conocimiento o no, creo que lo que se quiere decir con esta afirmación es algo distinto. No se trata de que el alumnado genere nuevo conocimiento respecto al que ya está disponible socialmente. Lo que se quiere decir es que la interiorización de un nuevo conocimiento no es una simple asimilación, sino que cada uno o cada una debe moldear sus propios esquemas de conocimiento para introducir en ellos el nuevo contenido. Debe por lo tanto construir este nuevo conocimiento a partir de las relaciones que establezca con sus conocimientos previos.

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: